Matrimonio y Familia


Matrimonio y Familia

Desde hace unos 20 años la teoría evolutiva ha jugado un prominente rol en la promoción del interés científico para indagar sobre las bases biológicas del amor. Nos lo dice la Dra. Marazziti, en la revista Clinical  Neuropychiatry número de Febrero del presente año, 2012.

Agrega que por mucho tiempo la investigación sobre el amor fue considerada una pérdida de tiempo y se decía que los recursos humanos, económicos y técnicos deberían dirigirse a estudiar los “desórdenes reales”: neurosis, psicosis, retardo  mental, etc. Pero otro problema que entorpeció la investigación fue el mismo subjetivismo del tema y la falta de métodos científicos que se adecuaran a esta área específica de indagación.


Matrimonio y Familia

Hace tiempo que la pareja monógama viene siendo denunciada por autores reduccionistas e insuficiente preparación científica y experiencia clínica, como lo constatamos en el artículo: “The challenge of monogamy: bringing it out of the closet and into the treatment room”, de la psicóloga Marianne Br andon. Con argumentos con muy poco sustento las ideas de Br andon son llevadas al extremo por otra psicóloga, Meg Barker, aunque felizmente los datos y conceptos de aquellas son desbaratados por el conocido sociólogo David S. Ribner.


Matrimonio y Familia

De este tema se ocupan A.M. Zelazniewiez y B. Pawlowski, 2011, en su trabajo “Atracción del tamaño de los senos sobre los hombres en función de su orientación sexual (limitados vs. no limitados)”, estudio que a continuación comentamos. Desde hace tiempo el atractivo erótico sería un mecanismo psicológico que permite identificar a la pareja asegur ando la calidad de la reproducción humana.


Matrimonio y Familia

En la página hemos tratado en notas anteriores por lo menos dos veces el problema de la infidelidad, revis ando sus causas, efectos sobre la pareja, la manera de entenderla y los consejos y terapia recomendados.

En esta oportunidad comentamos el trabajo de Mark Kristen y colaboradores, de la Universidad de Indiana (Estados Unidos), titulado “Infidelidad en parejas heterosexuales: factores demográficos, interpersonales y de la personalidad”. El estudio de Kristen se llevó a cabo en 566 varones con una edad promedio de 32.8 años y 412 mujeres, con promedio de edad de 27.66 años, que mantenían relaciones monógamas.


Matrimonio y Familia

En la página Sexualidadsana hemos tratado en notas anteriores por lo menos dos veces el problema de la infidelidad. Revis ando sus causas, efectos sobre la pareja, la manera de entenderla y los consejos y terapia recomendados.
 
En esta oportunidad comentamos el trabajo de Mark Kristen y colaboradores, de la Universidad de Indiana en los Estados Unidos, titulado “Infidelidad en parejas heterosexuales: factores demográficos, interpersonales y de la personalidad”.


Matrimonio y Familia

Al comienzo de esta serie sobre los diferentes tipos de amor entre varones y mujeres, repasamos los amores sanos y patológicos, caracteriz ando su perfil. En esta Tercera Parte nos ocupamos del amor enfermo, recogiendo algunas ideas de Steve Sussman. (“Love adiction: definition, etiology and treatment”, 2010).


Matrimonio y Familia

En dos artículos en Sexualidadsana hemos tratado el fenómeno del declinar del deseo sexual con el tiempo. El deseo en esas condiciones no sólo podría disminuir sino hasta desaparecer, particularmente en la mujer. En una primera nota, sintetizamos los hallazgos de Karen E. Sims y Marta Meane, 2010, que condujeron entrevistas a 19 mujeres casadas en las que el deseo sexual había declinado. En el segundo, siempre en la línea de Sims y Meane, nos aproximamos a ciertos factores que podrían afectar el deseo, como la institucionalización de la relación y la familiaridad que se establece con el tiempo. Ahora, finaliz ando con esta serie, examinaremos la influencia de los roles desexualizados que va asumiendo la pareja y la calidad de las relaciones maritales.


Matrimonio y Familia

En “Matrimonio: bajo fuego”, publicado en la Página, señalamos que varios autores, especialmente del lado de la psicología y sociología, dan por sentado que la pareja monógama heterosexual es cosa del pasado. Lo gracioso es que realmente lo creen sólo basados en que lo que quieren creer y la repetición de estudios que dicen lo mismo uno y otra vez. Un lector acucioso de sus escritos fácilmente se dará cuenta los fundamentos nada sólidos de su argumentación.

Un caso típico es el de Meg Barker y Darren Langdridge que tratan el tema de la actividad sexual no monógama consensual en su artículo “Whatever happened to non-monogamies? Critical reflections on recent research and theory”, publicado en la revista Sexualities en Diciembre del 2010.



Matrimonio y Familia

Esta nota se aparta de los temas tradicionales de la página sexualidadsana, pero tiene que ver con la vida de familia. Hace unos días compramos una gardenia que está en plena etapa de floración. Mi familia está preocupada por no saber como cuidarla. Peor aún al leer en Internet que no es una planta para “principiantes”. Estamos interesados en recibir información y consejos de cómo...

Ver más


Matrimonio y Familia

En varios artículos de Sexualidadsana hemos tratado el fenómeno del declinar del deseo sexual con el tiempo. El deseo en esas condiciones no sólo podría disminuir sino hasta desaparecer, particularmente en la mujer. Sin embargo no se conoce concretamente qué factores contribuyen a este proceso. Para intentar dilucidarlo Karen E. Sims y Marta Meane, 2010, condujeron entrevistas a 19 mujeres casadas en las que el deseo sexual había declinado. Se les hizo dos preguntas: a qué se podía deber y qué factores impedirían su restauración.



Page 3 of 712345...Last »