MATRIMONIO Y FANTASÍA Atracción, pasión y amor

Con esta nota terminamos de examinar las ideas de la consejera matrimonial, Esther Perel.

MATRIMONIO E ILUSIÓN

La autora entrando de lleno al campo de la fantasía y la ficción afirma que: “Las historias de amores prohibidos son utópicas por naturaleza, sobre todo en contraste con las vulgares restricciones del matrimonio y la familia. Una característica fundamental de este universo en nebulosa —y la clave de su poder irresistible— es que es inalcanzable. Las aventuras son por definición precarias, esquivas y ambiguas”.

Pero también compartir la vida juntos es una utopía y la pareja casada puede soñar cosas junto sabe que no se cumplirán.

Sigue: “A esa separación entre la aventura y la realidad contribuye el hecho de que muchas personas escogen amantes a los que no podrían o no querrían tener como parejas estables. Cuando nos enamoramos de alguien de una clase, cultura o generación diferente, jugamos con unas posibilidades que no se nos ocurrirían en la realidad”. Es cierto. No hay todavía una explicación completa.

SOÑAR NO CUESTA NADA

El ser humano no puede vivir sin ilusiones en la sexualidad no es una excepción. De allí que la escritora danesa observe: “En los momentos de pasión, los amantes hablan con añoranza de todas las cosas que podrán hacer cuando, por fin, puedan estar juntos. Sin embargo, cuando se levanta la prohibición, cuando se materializa el divorcio, cuando lo sublime se mezcla con lo ordinario y la aventura entra en el mundo real, ¿qué sucede? Algunos emprenden una vida feliz y legítima, pero son muchos más los que no”.

Por eso Perel acude al auxilio de un profesional: “El sociólogo Zygmunt Bauman habla de nuestra nostalgia por las vidas no vividas, las identidades no exploradas, los caminos no emprendidos. De niños, tenemos la oportunidad de jugar a que somos otros; de adultos, a menudo, nos encontramos encerrados en los papeles que nos han asignado o que hemos escogido. Cuando elegimos a una pareja, nos comprometemos con una historia, pero seguimos teniendo curiosidad: ¿de qué otras historias podríamos haber formado parte? Las aventuras extramaritales nos ofrecen un atisbo de esas otras vidas, del desconocido que llevamos dentro”. Termina con una metáfora “El adulterio es la venganza de las posibilidades desechadas”.

UN ERROR ¿POR QUÉ NO?

Luego la autora comete, a mi manera de ver, un error: “A mis pacientes les digo muchas veces que, si pudieran aportar a su matrimonio la décima parte del atrevimiento y el entusiasmo que aportan a su aventura, su vida familiar sería muy distinta. Nuestra imaginación y nuestra creatividad parecen más ricas en nuestras transgresiones que en nuestros compromisos”.

No hay manera de cumplir el consejo de Perel. El matrimonio y la familia es otra cosa.  El enamoramiento y la pasión es reemplazada, sin menoscabo desde luego, por el sosiego y un sexo relajante. La compañía y la confianza, la plenitud compartida, el futuro juntos y una espiritualidad nueva. Claro que si somos latinos tal vez no sentiremos ni el matrimonio ni muchas cosas más, como los europeos del norte o como las tribus africanas.

FIN


Author Image
Rene Flores

El Dr. Rene Flores es Médico Cirujano, especialista en Psiquiatría y ostenta el Grado Académico de Doctor en Medicina. Sus campos de interés abarcan la sexualidad, el matrimonio, la familia y la salud mental.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *