Perkins sextuplets Benjamin  Allison  Levi  Leah  Andrew  Caroline   (Photo by A Kramer) Atracción, pasión y amor

La infidelidad, el engaño, la traición amorosa es un tema subyugante.  Engloba la conducta instintiva,  las necesidades psicológicas y la costumbres sociales.  Seguimos con las ideas de  Esther Perel .

SER LOS MISMOS PERO DIFERENTES

La consejera Perel especula buscando las razones para la infidelidad y sus ideas no dejan de ser interesantes.  Así es como afirma que: “Más que otro amante, lo que buscamos es otra versión de nosotros mismos”. ¡La clonación de uno mismo ¡ puede ser, pero lo veo demasiado psicológico. La psicología permite especular lo que sea, pero resulta fundamental la experimentación empírica.
Continúa señalando que el engaño en la pareja ahora es distinto porque el matrimonio ya no es el mismo.  Parece muy obvio. Antes el matrimonio se basaba en un acuerdo entre familias por razones económicas y ventajas sociales. Era un medio para lograr:seguridad, respetabilidad, propiedad e hijos”.

 

TODO : SEXO, MATRIMONIO Y AMOR

Ahora también existe esa aspiración pero no es suficiente porque : …queremos además que nuestra pareja nos quiera y nos desee. Queremos ser los mejores amigos, fieles confidentes y amantes apasionados”. Todo : estabilidad, hijos, familia y amor.Ella ve que estos deseos de estabilidad serían contradictorios con que:” esa misma persona sea una fuente de asombro, misterio, aventura y riesgo”.

Creemos que no hay tal, porque cualquiera que sea la relación la sensorialidad y las experiencias humanas son finitas, es decir temporales. Como sabemos el matrimonio tiene una fase de apasionamiento y otra de sosiego, sobre todo cuando llegan los hijos y aumentan las obligaciones.

MUCHOS DERECHOS, NADA DE DEBERES

Además, vivimos en la era de los derechos; estamos convencidos de que uno de esos derechos es la satisfacción personal. “En Occidente, el sexo es un derecho unido a nuestra individualidad, nuestra realización y nuestra libertad. Hoy en día, en general, llegamos al altar después de años de ser nómadas sexuales”.
Sigue diciendo que: “Para cuando nos casamos, ya nos hemos acostado con varias personas, hemos tenido parejas, hemos cohabitado y hemos roto relaciones. Antes, no teníamos relaciones sexuales hasta después de casarnos. Ahora nos casamos y dejamos de acostarnos con otras personas. Nuestra decisión consciente de restringir nuestra libertad sexual es prueba de la seriedad de nuestro compromiso.

RELACIONES “ABIERTAS”

Sigue teorizando “Al dar la espalda a otros amantes estamos confirmando: “Este es el amor de mi vida. No tengo que seguir buscando”. Se supone que el deseo que pudiéramos sentir por otras personas se evapora como por arte de magia, vencido por el poder de esa atracción única”.
Además  pensamos que al estabilizar una relación monógama  debemos esperar  la fidelidad de nuestra pareja. Puesto que “se ha logrado el equilibrio perfecto entre libertad y seguridad. Y, sin embargo, sí hay infidelidades. Las hay en matrimonios que van mal y en matrimonios que van bien.
Concluye Perel “La libertad de romper y divorciarse no ha dejado obsoleto el engaño” Termina preguntándose. ¿Por qué? ¿Por qué engaña a su pareja una persona? ¿Y por qué engaña a su pareja una persona feliz?”.

EN NOTA POSTERIOR VEREMOS LAS RESPUESTAS


Author Image
Rene Flores

El Dr. Rene Flores es Médico Cirujano, especialista en Psiquiatría y ostenta el Grado Académico de Doctor en Medicina. Sus campos de interés abarcan la sexualidad, el matrimonio, la familia y la salud mental.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *