Amor y religión Educación Sexual

Estamos comentando leyendo un artículo de lo más interesante. ¿Su título? Make Love and Lose Your Religion and Virtue: Recalling Sexual Experiences Undermines Spiritual Intentions and Moral Behavior”.

CUERPO Y SEXUALIDAD
Señala que en las sociedades occidentales modernas, muy secularizadas, se promueve la autonomía y la búsqueda de la felicidad. Así mismo que la sexualidad no es más considerada inmoral intrínsecamente, al revés es tenida como   valiosa y deseable socialmente. Al mismo tiempo, en nuestra época se enfatizaría una moral orientada  a la dedicación interpersonal entre las personas, la justicia social y la libertad y no tanto a  la pureza, lealtad y autoridad.

Según algunos desarrollos teológicos, por lo menos en varios contextos cristianos occidentales se piensa que una preocupación moral por la sexualidad es un asunto secundario. En todo caso, el discurso valora en alguna medida las expresiones del cuerpo y la vida sexual.

¿ABISMO PSICOLÓGICO?
En este artículo, primero los autores argumentan que el posible conflicto de la experiencia sexual con la actitud moral y religiosa puede tener otra manera de verse. No considerarlo históricamente limitado a las culturas tradicionales y las preocupaciones personales acerca de la pureza y la moralidad interpersonal.

Más bien, por variadas razones psicológicas puede darse un contraste intrínseco, por un lado, entre la experiencia sexual (pensamientos, afectos y placer) de un lado y del otro, la  religión y la moralidad (actitudes, conducta), incluyendo la interpersonal. Este pudiera ser el caso aun en nuestro tiempo en las modernas sociedades secularizadas.

PERMISIVIDAD Y EXCESIVIDAD
La anterior hipótesis podría llevarnos a pensar que la moral/religiosidad y la estrictez en la sexualidad tendrían una explicación muy especial, solamente  una suerte de intuición. Pero no por eso dejarían de haber unas relaciones causales entre la sexualidad y unos matices de la religión y la moralidad.

Según los autores la experiencia sexual común en general no solamente puede ser excesiva o muy permisiva. Además estaría debilitada de algún modo la actitud y conducta espiritual y moral.

Los autores desarrollan sus argumentos y presentan tres experimentos que evalúan sus hipótesis. Los desarrollaremos en una próxima nota porque el tema es conceptual y sutil.

Comentarios

comments


Author Image
Rene Flores

El Dr. Rene Flores es Médico Cirujano, especialista en Psiquiatría y ostenta el Grado Académico de Doctor en Medicina. Sus campos de interés abarcan la sexualidad, el matrimonio, la familia y la salud mental.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *