ABUSO SEXUAL: un cóctel explosivo Niños y Sexualidad

Adelantemos que cuando una persona mayor agrede sexualmente a un niño no es necesariamente un pedófilo, puede ser solo un ofensor sexual. Pedófilo y ofensor no son lo mismo. Si buscan el pagina web www.sexualidadsan.com.pe podrán encontrar más información. Esta es la segunda nota  de nuestra revisión

del artículo de K  Holt y Ch   Massey Ch titulado  “Sexual Preference or Opportunity: An Examination of Situational Factors by Gender of Victims of Clergy Abuse”, publicado en  “Sexual Abuse: A Journal of Research and Treatment”, volume  25, número 6, del año 2013.


¿POR QUÉ OCURREN LOS ABUSOS A MENORES?
29-03-2016-1En una nota anterior vimos que se había planteado dos teorías, una que lo explicaba  en  razón a ciertos rasgos de la personalidad del sujeto y otra a que ocurrían  ciertas situaciones en el medio donde se desenvolvían las personas que daban lugar a la conducta  delictiva.

claudemoore-playground-010Las teorías  modernas sobre la ofensa sexual tienen un enfoque más integral. No consideran que la razón sea  una terminada orientación sexual fija e inmodificable y tampoco  que esto se trate tan solo de la oportunidad de llevar cabo la acción. Más bien postulan la idea, más completa ,  de que el abuso sexual se explica por  la interacción de ciertas disposiciones individuales  y la situación en que se pueden encontrar en un determinado  momento. Es decir, serían dos factores los responsables, uno proveniente del sujeto y el otro de la situación que facilita la conducta.


RASGOS DE LA PERSONALIDAD

29-03-2016-2Esas disposiciones de las que hablamos no son sino  rasgos de la personalidad del ofensor. Ahora que también   podrían ser estables o tener una naturaleza transitoria. Los factores, que llamamos disposiciones, vinculados con la ofensa sexual son de varios tipos. Incluyen el estilo que tienen las personas para vincularse con los demás  o la habilidad o incapacidad que han desarrollado para establecer una relación de intimidad con los otros. Lo mismo puede ser problemas emocionales, su capacidad de auto regulación y  lo mismo la capacidad de autocontrol sexual.  A lo que agregamos posibles estilos de vida disfuncionales, desequilibrados, sin satisfacciones, frustrados. A lo que podemos agregar distorsiones del juicio  y baja autoestima.

18761-shattered-man-on-the-road-1280x800-digital-art-wallpaper

A continuación nos ocuparemos de los factores situacionales que se sabe juegan un rol clave en la ofensa sexual.


LAS SITUACIONES

Miren que importante se sabe que si   aun si los ofensores desearían cometer el delito, no podrían hacerlo al menos que la oportunidad  se presente.

29-03-2016-3La teoría criminológica ha estudiado como es que se dan estas oportunidades y para el respecto señala tres elementos. Uno es la motivación del ofensor o sea el rasgo que lo lleva a no controlar sus impulsos. Otro es que el objeto, la víctima, esté a disposición, exista esa facilidad y   el tercero que no haya una vigilancia apropiada. Todos estos elementos deben darse en un tiempo y espacio determinados para que el delito ocurra.

Banco_Santander

Se ha, en los últimos tiempos,  afinado esta comprensión sobre las condiciones  de la situación de la que hablamos. Así es que se afirma que hay una sutil  e íntima relación entre los individuos y su medioambiente inmediato. La conducta no será la misma en toda situación y más bien dependerá de las circunstancias de la situación.


EL MEDIO AMBIENTE MÁS FAVORABLE

29-03-2016-4Un determinado medio ambiente puede precipitar un crimen de diversas maneras. El medio puede tener señales que impulsen a la conducta ofensiva, ejerciendo una presión social sobre el individuo, debilitando sus restricciones morales  y llevar a la persona a la conducta reprobada . Estos estímulos del medio pueden producir una excitación emocional que facilita la acción criminal.

Cornish and Clarke, el año  2003, desarrollaron una tipología para explicar la manera como los ofensores responden frente a una situación, sobre la base de la personalidad del ofensor y las características de la situación.

Describen a los que llaman predadores antisociales, que son quienes  muestran altas tasas de ofensas, son metódicos y calculadores. El otro tipo de ofensor sexual , es llamado común o  corriente. Este sería  un sujeto oportunista  que se compromete   en crímenes de menor nivel. Revelan cierta rutina y utilizan procedimientos  de neutralización para  librarse ellos mismos del problema, Finalmente, luego de su acción reaccionan frente a la situación en la que han experimentado estrés emocional y afectos negativos.


CONTINUAREMOS

Comentarios

comments


Author Image
Rene Flores

El Dr. Rene Flores es Médico Cirujano, especialista en Psiquiatría y ostenta el Grado Académico de Doctor en Medicina. Sus campos de interés abarcan la sexualidad, el matrimonio, la familia y la salud mental.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *