Tratamientos

Las estadísticas norteamericanas revelan que en EEUU cada año ocurren diecinueve millones de nuevas infecciones de transmisión sexual ( ETS), en adultos de entre 15 a 24 años. Recuerden que es el país de las estadísticas y también del lliberacionismo sexual, el aborto, el matrimonio homosexual y cosas parecidas.

Las infecciones de transmisión sexual tienen severas consecuencias, físicas y psicológicas y son causadas en parte por la práctica del sexo oral (SO) o buco-bucogenital (BG) . A este propósito comentaremos el trabajo “Oral sex, oral health and orogenital infections”, publicado en el .Journal of Global Infectious Diseases.

TIPOS DE SEXO ORAL

Hay unos pocos tipos de sexo oral (SO), que es la estimulación de una zona genital o vecina con los labios, la boca o la lengua, y que son la felación ( el pene ),el cunnilingus ( la vagina ) y el annilingus ( el ano ).

Sobre el SO se pregunta y se investiga poco en adolescentes, aunque puede transmitir patógenos bucales, respiratorios y genitales. Esta práctica tiene relación directa en la transmisión de la infección sobre todo si hay cortes en la boca, lesiones sangrantes , llagas en los labios o grietas en la piel, que incrementarán su frecuencia.

Aunque el SO es considerado una actividad de bajo riesgo es necesario tomar medidas de prevención y seguridad. Hay varios métodos para evitar una infección durante esta práctica, como poner barreras físicas , condiciones médicas y de salud, aspectos éticos , de higiene oral y otros que tienen que ver con los dientes.

SABER QUÉ …

Las lesiones o las condiciones peri odontales no sanas de la cavidad oral provocan el ingreso de patógenos en la circulación. Debe darse mucha importancia a las consecuencias de estas malas condiciones oro bucales o molestias que causen dolor en esta zona del cuerpo humano.

En concreto el SO se refiere a actividades que comprometen la estimulación de los genitales con la boca, labios, lengua o dientes y es bastante común en parejas heterosexuales y homosexuales. Las personas lo practican antes del coito, durante el mismo o incluso después. Una proporción alta de adolescentes están teniendo un gran variedad de actividades sexuales no coitales incluyendo el sexo oral. Se considera que entre un 14 a 50 % de adolescentes han tenido SO antes de su primera relación sexual coital. Incluso más han tenido esta actividad bucal genital que el coito y que lo peor, pocos toman medidas de prevención para evitar enfermedades.

NO ES QUE SEA MÁS SEGURO

Como decimos líneas arriba, el SO comprende el cunnilingus, la estimulación vaginal de la mujer, especialmente del clítoris, y la felación, estimulación del pene y el annilingus, hacer lo mismo con la zona del ano. Los jóvenes creen que el SO es mucho más seguro que el coito, lo que es un error. Aunque no es posible, efectivamente el embarazo con el primero, si lo son las enfermedades de transmisión sexual, incluyendo el SIDA- A través del SO se trasmite la sífilis, la gonorrea, el herpes, la clamidia .y el virus del papiloma humano, que antecede al cáncer genital.

La declaración de la máxima autoridad en salud de los EEUU permite conocer bien la relación entre el SO y las enfermedades sexuales., habiendo remarcado que la salud bucal es más que cuidarse los dientes. La boca es una ventana para muchas enfermedades generales , sirve como puerta de entrada para varias infecciones que pueden afectar el sistema inmunitario, que protege de las infecciones. La cavidad oral tiene el potencial de albergar al menos 600 diferentes especies de bacterias y en cualquier paciente pueden haber unas 150 especies y en la superficie de los dientes pude haber como un millón de bacterias . El cuidado de la boca, entonces no consiste solo es reducir la carga microbiana sino el de evitar el riesgo de transmitir infecciones.

SEGUIREMOS

Comentarios

comments


Author Image
Rene Flores

El Dr. Rene Flores es Médico Cirujano, especialista en Psiquiatría y ostenta el Grado Académico de Doctor en Medicina. Sus campos de interés abarcan la sexualidad, el matrimonio, la familia y la salud mental.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *