Tratamientos

Estamos pasando revista a un hecho curioso, del que raramente las revistas especializadas de sexología se ocupan: el valor de las caricias… Por lo general en estas publicaciones uno encuentra que se da vueltas sobre lo mismo: la química de la respuesta sexual; los derechos de los homosexuales que ya aburren; etc. sí. No temas interesantes sino que se inscriben en la misma ideología de lo “políticamente correcto” hasta llegar a cansar, sin aportar nada nuevo. El tema del que nos ocupamos ahora lo hemos extraído del interesante artículo : ”Getting in touch with touch; a use of caressing to enrich sensual connection an evoke ecstatic experience in couples”.

LA FORMA EN QUE SONRÍES
Los ejercicios de caricias exploran creativamente las sensaciones táctiles ya sea la persona sola o con la pareja, manteniendo la atención en las experiencias más altas del placer sensual, Para lo que se ofrece a los pacientes, primero, una introducción sencilla de los ejercicios a llevar a cabo.

 

El terapista puede prescribir estos ejercicios a un sujeto individual, a cada miembro de la pareja o a la pareja misma para que lo realicen juntos. Los ejercicios le ayudarán a elevar su conciencia del placer a través del del tacto en todo su cuerpo.

 

Busque por unos 30 o 45 minutos crear un ambiente de calidez , sensualidad en su dormitorio u otra área privada que usted escoja. Elija su cama, un sofá, una felpa sobre la alfombra, o lo que le sea más confortable. Una luz enue , una vela aromática y una música suave y todo aquello que se le ocurra para crear un ambiente sensual.

LA SEDA DE TUS MANOS
Antes de comenzar el ejercicio debe haber escogido 10 objetos fáciles de tener de manejar, que varíen en textura, firmeza, forma, tamaño y temperatura. Por ejemplo un lapicero y un pañuelo, un tenedor, una peineta y una pluma. Escriba cada nombre de los objetos en el lado izquierdo una de hoja en líneas separadas, para recordarlos son problemas.

 

Desvístase y descanse en una superficie agradable . Selecciones uno de los objetos, acérquelo a sus ojos y lentamente recorra a lo largo de un lado de su cuerpo. Aplíquelo en la parte alta y baja de sus brazos y piernas, entre sus dedos y pies. Enseguida la parte más alta de su cabeza, cara, nuca, torso, abdomen y genitales. Finalice haciendo lo mismo en el otro lado de su cuerpo.

 

EL BRILLO DE TUS OJOS
Tome nota de lo que le gusta o disgusta de acerca del primer objeto con el que ha trabajado, siendo lo más concreto posible respecto lasa sensaciones táctiles que el objeto le ha evocado. Señale en que parte de su cuerpo fue más agradable, que tipo de sensación fue más interesante y que velocidad más placentera. Emplee palabras específicas, como delicado, excitante, resbaladizo y no que fue maravilloso o que “no me gustó”.

 

Tenga presente que el objeto puede haberle agradado en una parte de su cuerpo pero no en otra. Enseguida Repita los pasos descritos antes con cada uno de los objetos que ha seleccionado previamente.

 

Después de probar los 10 objetos seleccionados, piense en el ejerció en que usted más gozó y las nuevas vivencias experimentadas. ¿En qué partes del cuerpo las sensaciones fueron más agradables?¿Que de todo esto le gustaría compartir con su pareja? ¿Qué le fue desagradable?.

SEGUIREMOS

Comentarios

comments


Author Image
Rene Flores

El Dr. Rene Flores es Médico Cirujano, especialista en Psiquiatría y ostenta el Grado Académico de Doctor en Medicina. Sus campos de interés abarcan la sexualidad, el matrimonio, la familia y la salud mental.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *