Tratamientos

Estamos pasando revista a un hecho curioso, del que raramente las revistas especializadas de sexología se ocupan: el valor de las caricias… Por lo general en estas publicaciones uno encuentra que se da vueltas sobre lo mismo: la química de la respuesta sexual; los derechos de los homosexuales que ya aburren; etc. sí.

No temas interesantes sino que se inscriben en la misma ideología de lo “políticamente correcto” hasta llegar a cansar,sin aportar nada nuevo. El tema del que nos ocupamos ahora , lo hemos extraído del interesante artículo : ”Getting in touch with touch; a use of caressing to enrich sensual connection an evoke ecstatic experience in couples”.

CONSEJOS PREVIOS
Antes de empezar la terapia de las caricias podría si fuera el caso decirle a la pareja que toma el ejercicio que puedan acceder a material informativo que el médico les puede proveer o bibliografía que podrían consultar.

 

Los ejercicios pueden ser descritos verbalmente a los pacientes o las personas que quieren incrementar sus experiencias sensoriales e intimidad . Pero podría ocurrir que algunos detalles importantes se pasen por alto sin darse cuenta.

 

Entonces sería mejor que las indicaciones se les de por escrito, del tal manera que la información sea mejor para ellos. Desde luego que podemos presentar a las parejas una revisión general de la guia de los ejercicios , para que la tengan en cuenta. De acuerdo al auto de este trabajo las siguientes cinco recomendaciones son importantes.

“QUIERO TENERTE MUY CERCA…"
1.- Remarcar que los ejercicios no se dirigen a buscar una excitación sexual y que ciertas zonas eróticas como los senos y los genitales no son el objetivo a alcanzar. Aun ellos pueden ser incluidos después, pero siempre tener en cuenta que la experiencia sensual es lo más importante. Sin embargo la pareja debe saber que sin proponérselo en esta etapa podría surgir una experiencia de carácter sexual ( por ejemplo, erección, lubricación e incluso orgasmo) y eso sería perfectamente normal.

 

2.- La pareja podría ponerse de acuerdo en establecer un tiempo para el ejercicio, siendo recomendable unos 60 minutos. De este modo se aseguran que pasarán un momento de placer, en un ambiente cómodo y privado, libre de celulares y TV.

 

3.- Procurarán no hablar durante el ejercicio, creando un ambiente de profunda intimidad no verbal, de armonía y comunicación. Salvo que alguno de ellos sienta dolor o incomodidad , entonces podrá decirlo y conversarlo luego que el ejercicio haya terminado. Se les debe lentar a que digan las cosas específicamente y no hablar en términos ambiguos o generales. Podrían evitarpalabnras como “grandioso” y “maravilloso” y decir más bien “largo”, “delicado”, “cálido”, “relajante”, “fuerte”, “rápido” o “ incómodo”, u otras parecidas. Se recomienda además intercambiara retroalimentación positiva de lo experimentado y también de los aspectos negativos en una forma siempre amorosa.

“COMO SI FUERA ESTA NOCHE…”
Seguimos con dos recomendaciones más:

 

4.- Se sugerirá a la pareja usar aceites y lociones que sean apropiadas , para favorecer la experiencia sensorial eliminado la fricción de las manos sobre la piel. Pueden escoger algo que sea ligero, sin alcohol y agradable para los dos. Por ejemplo aceite de almendras, albaricoque, soya, girasol u oliva. A lo que se puede agregar, para aumentar la sensualidad, unas gotas de esencia concentrada de cedro, canela, jazmín, rosas, sándalo, etc. Lociones fragantes son una alternativa para quienes no les gusten los aceites o talco de bebes como usan los masajistas.

 

5.- Es tradicional en el intercambio de caricias alternar el rol de dador y recibidor de las mismas cuando se trata de una sesión larga. El poco tiempo o la fatiga de uno de los miembros de la pareja podría dar lugar a dejar que el que está fatigado reciba las caricias durante una de las sesiones que se lleven adelante, lo que podrían decidirlo antes de comenzar el ejercicio.

SEGUIREMOS YA TERMINANDO

Comentarios

comments


Author Image
Rene Flores

El Dr. Rene Flores es Médico Cirujano, especialista en Psiquiatría y ostenta el Grado Académico de Doctor en Medicina. Sus campos de interés abarcan la sexualidad, el matrimonio, la familia y la salud mental.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *